Barranc de la Foig -Via Ferrata


Después de consultar las predicciones del tiempo por Catalunya, decidimos aplazar nuestra visita al Congost de Montrebei para adentrarnos en la Ribera de l’ebre donde el tiempo era sensiblemente mejor. Así, en una excursión de día, nos plantamos en Tivissa, un pueblecillo tarraconense de unos 2000 habitantes cerca del yacimiento ibérico de Castellet de Banyoles y desde donde parten diversos senderos señalizados donde se pueden admirar pinturas rupestres un paisaje claramente mediterráneo.
Acompañados de Marcos e Isa, noveles en el tema de las vías ferratas y el barranquismo, nos decidimos por el Barranc de la Foig para practicar el sistema de cambio de mosquetones en la vía y los rápeles. Con una altura de 165m y una distancia de 580m, esta ferrata discurre por el cauce de un barranco torrencial seco, en 6 tramos bien diferenciados de subida por un mixto de grapas, cadenas y caminata y siempre en cara norte (Ideal para el verano)

La aproximación desde el final del carrer de la Foig – donde dejaremos el coche – es de 10′ a lo largo de un sendero que continua en recto hasta el barranco donde ya empezamos con el primer resalte de grapas, el más difícil de toda la ferrata al tener un tramo en ligero desplome, las grapas bastante separadas y donde el contacto con la roca y la búsqueda de agarres harán de este tramo el más divertido. Continua con otro tramo de cadena para salvar la piedra lisa pero con grandes agarres para las manos y pies hasta salvar los primeros 40m.
Salvado el primer tramo, el resto no entraña dificultad alguna: grimpadas de roca combinadas con grapas y camino hasta llegar a un pequeño circo marcado con un cartel indicativo (“Via Ferrata del Barranc de la Foig”) desde donde iniciaremos el retorno. Para ello había dos opciones:
vuelta por el PR del barranco a través de un pequeño “corriol” trepando por la ladera izquierda y descendiendo por el camino a través de diversas cuerdas para facilitar la bajada. Nuestra segunda opción fue rapelar el barranco por donde habíamos venido: rápeles de entre 5 y 15m y el tramo final de 40m (en 2 tramos). Optamos por dicha opción para poder practicar el rápel con nuestros compañeros aunque cabe decir que las instalaciones para rapelar (sobre todo en los rápeles cortos) era bastante deficiente y tuvimos que montar un par de ellos con bastante precariedad.

Cabe destacar la gran cantidad de vegetación (la mayoria zarzas) presentes en todo el camino, en combinación de la roca calcárea pulida por el agua torrencial de las paredes de este característico barranco así como la escasez de la equipación (la justa para avanzar sin peligro).
MAS FOTOS EN:
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s