TRAVESÍA AÑISCLO – GORIZ – COLLADO ARENAS


3 DÍAS (2 para excursionistas avanzados)

Puente de Junio, segunda Pascua: momento idóneo para una ruta estival con los amigos e iniciar a Ía, nuestra aventurera argentina, en el mundo de la montaña. La ruta se presenta suave, con unos 1500m de desnivel positivo a realizar en los dos primeros días y un 3º de bajada.

Comenzamos en San Úrbez a las 14h, comienzo del famoso Cañon, no sin antes haber apreciado las impresionantes paredes de las Cambras desde la estrecha carretera que discurre entre ellas. Día soleado, breve explicación sobre la importancia del peso de la mochila y la opulencia de los lujos en la montaña, pacto con Raúl para llevar Nocilla y cacahuetes.
La senda del Cañón, muy turística, nos adentra en el Parque Nacional de Ordesa, en pendiente suave y llenas de bosques húmedos y el impresionante río Bellós siempre acompañados de pozas cristalinas y abundante caudal ( Melancolía de no poder barranquear en aquellas aguas) Al llegar a la Ripareta, el camino se estrecha convirtiéndose en un sendero que nos lleva hasta la cabecera del Cañón: La Fonblanca. El lugar no puede ser más idílico para montar el vivac: cascadas que brotan por doquier, campos de plantas forestales altas 1 metro entre dos paredes de 300 metros. Delante nuestro, la subida hasta el Collado de Añisclo por la parte derecha de la cascada.

Dormimos a gusto, temperatura idónea, aunque con la sensación de haber plantado sobre un patatal (Atención para quien quiera pasar la noche). Una pequeña casa de pastor y un hueco en la piedra, hacen las funciones de refugio improvisado para dos alpinistas que bajaban fuertes del collado.

2º DIA

El segundo dia lo comenzamos con fuerza para salvar los 700m de desnivel muy pocos kilómetros, que requería hacer pequeñas paraditas y admirar la brutalidad del paisajes.
El camino está muy bien marcado al ser GR y no tenemos dificultad para orientarnos. Primero por el bosque y pedrera delante del Pico de las Olas, después cruzando el rio, a través de las fajas hasta llegar al Collado de Goriz con especial alegría por lo inmejorablemente bien que lo llevaba Ía y de cómo le respondía la rodilla a Raúl, nuestro cojito 2010.

Aquí Carlos, ya en el súmmum, nos explica todo el macizo de las 3 Sorores y lamenta la poca nieve que queda en los 3000iles debido al avanzado deshielo.

Continuamos, esta vez en bajada hasta Goriz donde paramos para reponer un poco las fuerzas y pensar en lo que nos queda. La idea de continuar hasta ver la Brecha de Roland la desechamos visto que nos llevaría unas 5 horas y habíamos llegado demasiado tarde. Pero no nos importa pues, como gran conocido, el paisaje de Goriz no puede impresionarnos más. (Nota: El refugio está actualmente en fase de ampliación, calcularía que al doble de su capacidad actual)

Recuerdo la subida al Perdido años antes y todavía no me creo que subiéramos con unas botas de Quechua de 14 euros y un plumas de Bershka. Mientras los demás se quedan pocafeinando en el refugio, Carlos y yo cruzamos al otro lado del Valle de Ordesa por debajo deL Tobacor. Atravesamos primero el valle de enfrente de Goriz que, como un queso gruyère, dejaba que las aguas se filtraran por los miles de agujeros y grietas que nosotros debíamos ir sorteando.

Carlos, con más ganas de explorar que de hacer camino, buscaba la mejor senda. Pasado el valle, tomamos una de las fajas de la punta Tobacor, mole de desecho, el patito Feo del Parque si tenemos en cuenta la gran belleza de sus grandes hermanas: las 3 Sorores.
Desde aquí pudimos apreciar el camino que realizaríamos el 3er día hasta el Cuello Gordo, bajo un atardecer que comenzaba a cubrirse de nubes.

De vuelta al refugio cogimos los trastos y, caminando 25 minutos en dirección al collado de Añisclo, montamos tienda a los pies del mismo entre una pared de 10m, una cascada y el prado verde corto y llano, lugar espléndido si no llega a ser por la tormentaza nocturna, con rayos que nos hacían despertar con su fulgor.

Tuvimos suerte pues la mañana siguiente, justo al despertar, el cielo se abrió y pudimos realizar la 3ª jornada de caminata sin una sola gota. Así, llegando al Cuello Gordo (1h desde el campamento), comenzamos a descender el valle que llevaba hasta el Refugio de Cuello Arenas. Sorprendentemente, este refugio se encuentra cerrado y te mandan a un refugio libre a 600m más abajo en dirección norte.

Desde aquí, tomamos la pista en dirección Nerín, a través de algunos atajos en la carretera principal. Llegados a esta aldea, decidimos seguir la pista pues el tramo de GR hasta el Cañon de Añisclo no nos haría llegar más rápido y había ganas de enganchar el fuet del coche.

Una ruta estival preciosa, apta para todas las personas a las que les gusta caminar en montaña.



Puedes bajar también el track de la ruta en PNG (¡Gracias Luis!)

Anuncios

Un pensamiento en “TRAVESÍA AÑISCLO – GORIZ – COLLADO ARENAS

  1. Despues de una larga travesia con vistas preciosas quedan sensación de relajación, un buen almuerzo,y seguidamente a descansar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s