Ascensión al Pic du Midi d’ Ossau ( 2.884 m )


Decidiendo nuestras vacaciones de última hora en pleno Agosto, decidimos coger nuestra Kikaapoa-furgo (¡¡Sí, sí, la furgo tuneada!!) para viajar hasta el norte de España y pasar los 6 días entre Aragón, Navarra y la Rioja, comenzando con la ascensión al Midi d’Ossau, mítica montaña del Pirineo Central de especial mención por estar fuera del principal eje pirinaico. Sin alcanzar los 3000 metros de altitud, es una de las cumbres más famosas, por ser divisable desde mucha distancia, de grandes verticales de piedra oscura que no dejan ni que se acumule la nieve en invierno.
Paraíso de la escalada, cuenta con varios itinerarios de todas las dificultades, comenzando por la Vía de Ascensión Normal, la que nosotros realizamos.
Así, dejamos el primer día la furgoneta a 1’5kms de El Portalet ( 1.794 m ), paso fronterizo entre Francia y España, y cargados con los trastos y la tienda, ascendemos los 300m que nos separan del refugio de Pombie, en poco más de 1h, en las lazadas de la ladera en dirección a la gran mole del Midi. Acampamos en la zona preparada para tal fin, justo al lado del refugio que cuenta con una fuente.
Nos levantamos no demasiado pronto (se nos pegó el saco) y temiendo el calor y la afluencia de gente, mucha de ella sin experiencia ni equipación, comenzamos a subir hasta el collado Suzon ( 2.127 m ) al que se llega rápidamente por una senda muy marcada y evidente.
Desde el collado, la vista comienza a cambiar: ya no se ven unas paredes verticales sino un gran caos de rocas y pedrera que nos alivia la impresión de esta montaña y que ya nos deja entrever dos de las tres famosas chimeneas que hay que superar, sin demasiado esfuerzo para gente con experiencia mínima en alta montaña. Estas chimeneas equipadas con barras a finales del siglo XIX han sido hasta día de hoy muy polémicas. La mayoría de ellas fueron retiradas en su mayoría en 1966, otras aún se conservan, normalmente dobladas ante los intentos de ser arrancadas a golpe de piedra por los montañeros. Visto lo que vimos, es normal que sucedan la gran cantidad de accidentes y rescates que aparecen en los periódicos locales: gente sin experiencia, en zapatillas deportivas, sin cuerda ni casco y con relativa flexibilidad y fuerza para superar las cortas chimeneas que separan las zonas llanas a lo largo de la ascensión.

PRIMERA CHIMENEA
Equipados con casco y con la cuerda, simplemente por seguridad, no por que haga falta, comenzamos a ascender el diedro encajonado y poco expuesto que comienza a unos metros a la izquierda de una placa metálica de recuerdo de algún montañero fallecido. La parte final de esta chimenea es la más complicada ya que se accede a una placa lisa de unos 4 metros donde han eliminado las 2 clavijas que había para ayudarse y se convierte en un paso de III (quizá algo más), primer obstáculo para senderistas donde se advierte de la dificultad de esta vía. (Muy fácil para escaladores, complicada para meros excursionistas)
Así, caminamos el sendero y superamos un pequeño barranco donde todavía queda alguna clavija que nos lleva a la segunda chimenea, ya divisable desde el final de la primera ya que está a unos escasos 200m.

SEGUNDA CHIMENEA
De unos 25-30m y un poco más vertical, la segunda chimenea no cuenta con ninguna especial dificultad aparte de la misma verticalidad (II) y se pude ascender bien por la grieta, bien por la parte derecha de la misma. Nosotros ascendimos por la derecha pero en otras reseñas habíamos leído que la gran afluencia de gente podía hacer que se desprendieran muchas piedras de la parte superior. Nosotros tuvimos mucha suerte al encontrar en pleno sábado del mes de agosto a unos pocos montañeros (Eso sí, de todos los niveles).
Continuando el camino que se abre en semillano por la ladera, llegamos a la base del siguiente caos de roca por el que comenzamos a trepar. Aquí, 3 de los grupos que ascendíamos, subimos cada uno por un sitio distinto (Más tarde, en el descenso, nos daríamos cuenta del camino “oficial”) si bien no ofrecía dificultad alguna ninguno de ellos más que la mera trepada. Hay que tener en mente que donde el camino se divide en 2, uno a izquierdas y otro a derechas, deberemos tomar el de la derecha hasta llegar a la propia base. (Nosotros tomamos el de la izquierda y volvimos al inicial, por no salirnos de la ruta, pero no parecía presentar mayor dificultad)

TERCERA CHIMENEA
No se trata de una chimenea como tal, sino de una grimpada, mucho más fácil que las dos anteriores, únicamente dificultada por la arenilla dejada del rastro de ascensión de tanto excursionista. Aquí no nos encordamos para subir puesto que no sabíamos siquiera que estábamos dentro de la “tercera chimenea” y al final de la misma encontramos la cruz de Portillón (2657m) que tendremos como referencia para la bajada.
Desde aquí, los metros que nos quedan los ascenderemos cómodamente por una pedrera sin mucha pendiente en dirección SO: el Rein de Pombie, llegando a la Punta de Francia (2881m). Destacar de esta zona que es un lugar que en caso de niebla, deberemos seguir estrictamente el rastro de tierrilla de la piedra que ha desaparecido por el continuo ajetreo de montañeros, pues es fácil desorientarse.
Continuamos hacia la izquierda, rodeando un pequeño resalte para trepar fácilmente a la cima principal del Midi d’ Ossau o Punta de España/Pointe d’ Espagne ( 2.884 m ) Aquí, ya con el estómago vacio, hacemos nuestro honor a la ascensión.

DESCENSO
Para el descenso, volvemos por el camino de ascenso, rapelando algún trocito de la tercera chimenea para ganar tiempo ya que la cuerda estaba ya montada de las personas que iban delante nuestro, aunque no presenta mucha dificultad para ser destrepada. Las otras dos chimeneas sí conviene rapelarlas, básicamente por seguridad, sobre todo la última (primera en la ascensión). Están equipadas con spits y cadenas e incluso se encuentran hasta 3 reuniones para no hacer cola de la gran afluencia de personas.

Una ascensión rápida y nueva por ser diferente, una gran grimpada de 3h con pasos entretenidos que te deja muy buen sabor de boca y las piernas algo entumecidas, en un paraje único y con vistas preciosas de toda la cordillera pirenaica.

Anuncios

6 pensamientos en “Ascensión al Pic du Midi d’ Ossau ( 2.884 m )

  1. he estado ojeando la reseña porque tengo intencion de hacer el midi..
    estoy de acuerdo en “muy facil” para escaladores, pero ojo, muchos escaladores acostumbrados a subir asegurados se acojonan cuando trepan pasos sencillos… pero sin cuerda.
    igual los “simples excursionistas” lo hacemos mejor!
    un saludo y gracias por compartir la info!!

    • Hola Antoine!
      Correcto! nuestro comentario se refiere a que la graduación de los pasos es baja por lo que todo escalador (siempre con seguridad) podría realizarlos sin dificultad.
      ¡Muchas gracias por leernos!
      Un saludo
      P

  2. y la tercera chimenea poca ostia no? voy con un colega que ya lo ha hecho y tenemos el material necesario asi que bien, pero bueno soy un tio muy meticuloso que me estudio todo muy bien.

    • Llevando todo el material, no teneis que preocuparos. La tercera chimenea es más bien una grimpada larga. Si no lo veis claro, siempre se puede asegurar, sobre todo porque hay mucha piedra suelta, pero es bastante más sencilla que las 2 primeras. De hecho, os aconsejaría más que os lo mirarais para la bajada por el hecho de que al subir tanta gente, el camino se ha ido erosionando y hay ciertos tramitos que resbalan por arenilla. Podeis rapelarlo si no lo veis claro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s