RUTA CIRCULAR DE ESTANYS DE FONTARGENT Y JUCLAR (ANDORRA-FRANCIA)

6H sin paradas, 15’5kms, 930m desnivel acumulado.

Para acompañar en su aventura a Carlos y Jordi que subían a Andorra para realizar la Cresta entre el Siscaró y el Pic d’Escobes, Quim, Leo, Albert y yo nos decidimos por una ruta que, si bien no habíamos planeado demasiado, salió a la perfección, en uno de los paisajes de alta montaña más bontios que habíamos visto hasta el momento. Para salir con Carlos y Jordi, decidimos llegar el sábado dejando el coche en el Pont de la Badalosa, lugar de encuentro, parking y picnic de excursionistas, colonias y domingueros. Cargados con las mochilas, subimos por un sendero en fuerte ascensión, en 45mins, hasta el refugio de Siscaró (libre, 12 plazas) para acampar en una zona pantanosa y ,desde allí, volver al Pont de Badalosa para comenzar la ruta. A las 8:40 salimos en dirección Pic de Fontargent ascendiendo en dirección norte, primero salvando los 100m y luego caminando en suave ascensión por el valle del rio Manegar siguiendo siempre las marcas de GR llegando así al Port d’Incles desde donde, por primera vez, vemos los preciosos estanques de Fontargent.

Descenderemos por el sendero que nos llevará hasta la orilla del lago (120m de desnivel negativo) donde nos quedamos maravillados del encanto del lugar, con reflejos de piedra negra sobre un agua cristalina.

Bordeando el primer estany, siempre siguiendo las marcas de GR, cruzamos hacia el segundo lago por una zona “Puente” para llegar a una bifurcación que, en dirección noroeste, nos llevará a hacer un flanqueo del Pic Negre de Juclar para admirar el grandioso paisaje del valle de Ruhle (vemos el refugio con el mismo nombre al fondo) donde circula un precioso rio, agua desbordaba de los lagos superiores que tendremos que bordear, primero por la izquierda y después por la derecha hasta llegar a los pies de lo que sería la parte más exigente de la ruta, la subida al collado de Juclar. La fuerte ascensión por la pedrera, a veces bastante descompuesta, nos obliga a dividirnos cada uno marcando su ritmo, para llegar en unos 25 minutos al Estany de Juclar donde paramos en una gran piedra lisa para comer, alrededor de las 12:30h del mediodía, con las impresionantes vistas de los picos de Fontargent y Juclar.

Desde aquí, continuaremos el ascenso bordeando el estany para luego entrar en una zona de rocas donde deberemos seguir siempre las marcas amarillas hasta llegar al Collado de Juclar, frontera franco-andorrana y desde donde vemos, por primera vez, la cresta de Jordi y Carlos. Aquí, alrededor de las 14:30h, hacemos una parada para ver su progresión en la cresta y justo los vemos comenzando a ascender el Pic d’Escobes. Esperando poder verlos subir sin mucho éxito, comenzamos el descenso que nos llevaría al coche, primero llegando al Estany Segon de Juclar y atravesando un fino puente de tierra, nos lleva, siempre siguiente marcas amarillas, a flanquear el Estany Primer.

Aquí tuvimos algunas dudas puesto que no sabíamos si continuar por el GR, marcado en pintura desgastada, justo por la orilla del lago o continuar siguiendo las marcas amarillas, ascendiendo unos metros y pasando unas cuerdas fijas (innecesarias en verano) Tomamos la segunda opción puesto que el nivel de agua era lo suficientemente alto para tapar parte del recorrido del GR, que nos llevó al refugio de Juclar.

Desde aquí, en descenso rápido, lo realizamos por el camino evidente siguiendo marcas amarillas hasta el Pont de Badalosa.

Una ruta sencilla pero con tramos divertidos y paisajes majestuosos de alta montaña, de lo más aconsejable de las excursiones andorranas.

http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=5412990

TRAVESÍA AÑISCLO – GORIZ – COLLADO ARENAS

3 DÍAS (2 para excursionistas avanzados)

Puente de Junio, segunda Pascua: momento idóneo para una ruta estival con los amigos e iniciar a Ía, nuestra aventurera argentina, en el mundo de la montaña. La ruta se presenta suave, con unos 1500m de desnivel positivo a realizar en los dos primeros días y un 3º de bajada.

Comenzamos en San Úrbez a las 14h, comienzo del famoso Cañon, no sin antes haber apreciado las impresionantes paredes de las Cambras desde la estrecha carretera que discurre entre ellas. Día soleado, breve explicación sobre la importancia del peso de la mochila y la opulencia de los lujos en la montaña, pacto con Raúl para llevar Nocilla y cacahuetes.
La senda del Cañón, muy turística, nos adentra en el Parque Nacional de Ordesa, en pendiente suave y llenas de bosques húmedos y el impresionante río Bellós siempre acompañados de pozas cristalinas y abundante caudal ( Melancolía de no poder barranquear en aquellas aguas) Al llegar a la Ripareta, el camino se estrecha convirtiéndose en un sendero que nos lleva hasta la cabecera del Cañón: La Fonblanca. El lugar no puede ser más idílico para montar el vivac: cascadas que brotan por doquier, campos de plantas forestales altas 1 metro entre dos paredes de 300 metros. Delante nuestro, la subida hasta el Collado de Añisclo por la parte derecha de la cascada.

Dormimos a gusto, temperatura idónea, aunque con la sensación de haber plantado sobre un patatal (Atención para quien quiera pasar la noche). Una pequeña casa de pastor y un hueco en la piedra, hacen las funciones de refugio improvisado para dos alpinistas que bajaban fuertes del collado.

2º DIA

El segundo dia lo comenzamos con fuerza para salvar los 700m de desnivel muy pocos kilómetros, que requería hacer pequeñas paraditas y admirar la brutalidad del paisajes.
El camino está muy bien marcado al ser GR y no tenemos dificultad para orientarnos. Primero por el bosque y pedrera delante del Pico de las Olas, después cruzando el rio, a través de las fajas hasta llegar al Collado de Goriz con especial alegría por lo inmejorablemente bien que lo llevaba Ía y de cómo le respondía la rodilla a Raúl, nuestro cojito 2010.

Aquí Carlos, ya en el súmmum, nos explica todo el macizo de las 3 Sorores y lamenta la poca nieve que queda en los 3000iles debido al avanzado deshielo.

Continuamos, esta vez en bajada hasta Goriz donde paramos para reponer un poco las fuerzas y pensar en lo que nos queda. La idea de continuar hasta ver la Brecha de Roland la desechamos visto que nos llevaría unas 5 horas y habíamos llegado demasiado tarde. Pero no nos importa pues, como gran conocido, el paisaje de Goriz no puede impresionarnos más. (Nota: El refugio está actualmente en fase de ampliación, calcularía que al doble de su capacidad actual)

Recuerdo la subida al Perdido años antes y todavía no me creo que subiéramos con unas botas de Quechua de 14 euros y un plumas de Bershka. Mientras los demás se quedan pocafeinando en el refugio, Carlos y yo cruzamos al otro lado del Valle de Ordesa por debajo deL Tobacor. Atravesamos primero el valle de enfrente de Goriz que, como un queso gruyère, dejaba que las aguas se filtraran por los miles de agujeros y grietas que nosotros debíamos ir sorteando.

Carlos, con más ganas de explorar que de hacer camino, buscaba la mejor senda. Pasado el valle, tomamos una de las fajas de la punta Tobacor, mole de desecho, el patito Feo del Parque si tenemos en cuenta la gran belleza de sus grandes hermanas: las 3 Sorores.
Desde aquí pudimos apreciar el camino que realizaríamos el 3er día hasta el Cuello Gordo, bajo un atardecer que comenzaba a cubrirse de nubes.

De vuelta al refugio cogimos los trastos y, caminando 25 minutos en dirección al collado de Añisclo, montamos tienda a los pies del mismo entre una pared de 10m, una cascada y el prado verde corto y llano, lugar espléndido si no llega a ser por la tormentaza nocturna, con rayos que nos hacían despertar con su fulgor.

Tuvimos suerte pues la mañana siguiente, justo al despertar, el cielo se abrió y pudimos realizar la 3ª jornada de caminata sin una sola gota. Así, llegando al Cuello Gordo (1h desde el campamento), comenzamos a descender el valle que llevaba hasta el Refugio de Cuello Arenas. Sorprendentemente, este refugio se encuentra cerrado y te mandan a un refugio libre a 600m más abajo en dirección norte.

Desde aquí, tomamos la pista en dirección Nerín, a través de algunos atajos en la carretera principal. Llegados a esta aldea, decidimos seguir la pista pues el tramo de GR hasta el Cañon de Añisclo no nos haría llegar más rápido y había ganas de enganchar el fuet del coche.

Una ruta estival preciosa, apta para todas las personas a las que les gusta caminar en montaña.



Puedes bajar también el track de la ruta en PNG (¡Gracias Luis!)

GRAU DEL CARRASCLET (MONTSANT-TARRAGONA)

Día de otoño frio, el termómetro marca -9º. Venimos al Montsant con la idea de pasar un domingo de trekking para estirar piernas en una ruta que con unos 16kms, 600m de desnivel, nos exigirá subir los famosos “Graus” de la sierra y adminar el paisaje del Montsant desde lo alto. Escogemos esta ruta por ser apta para realizar durante el otoño-invierno ya que el fin de semana es de nevadas en el norte de Cataluña. Desde luego, no para verano pues las temperaturas de la zona pueden rondar los 40º.
Nos llevó unas 5h con alguna parada para no perder el camino.
Así, comenzamos en el parking de lo alto de la Morera de Montsant y, en dirección este, caminamos con ligera pendiente positiva por un camino señalizado hacia el Grau de Carrasclet siguiendo las marcas verdes y blancas. En 1/2h de camino, éste asciende cada vez con mayor pendiente por el racò de Boixets, una torrentera equipada con alguna cuerda fija. Al final de ella, nos encontramos una pared que casi no habíamos visto entre la espesa vegetación. Es el Grau de Carrasclet, dividido en 2 tramos con escalones y cuerda fija (Atención a las mochilas, el segundo tramo es tan estrecho que no se puede pasar con ellas)

Saliendo del Grau, tomamos el camino que sale hacia la izquierda (No el que sube a derechas a lo alto del Grau) para pasar arrodillados por debajo de una faja que nos lleva a una pequeña planicie con un palo indicador. Nosotros continuaremos en dirección Serra Major/Barranc de les Falles ascendiendo por una roca. Aparecemos entonces en un torrente seco donde paramos a hacer el almuerzo, cuando llevábamos 1h y 15mins caminando. Justo en este punto dejamos una bifurcación que asciende por la ladera oeste para tomar el lecho del barranco y llegar a lo alto dels “cingles”
Desde aquí, cogeremos el GR-171, primero en dirección norte y luego en dirección este hacia la Roca Falconera por el altiplano de secano que nos llevará al Grau d’Agnet, justo por encima del pueblo de la Morera por el que bajaremos, con cuidado por la arenilla que queda en el caminoen fuerte pendienteque nos hará destrepar algunos tramos hasta llegar al mismo pueblo. Puesto que la ruta no es demasiado larga, se puede combinar con alguna de las ferratas de la zona.

NUEVA WEB!

Hola!!

Hemos cambiado la apariencia de la web de Kikaapoa! Todavía está en proceso de cambio pero puedes dejarnos tus opiniones. Para celebrarlo, os adjuntamos el “trailer” de nuestra ¡¡ ascensión al Monte Rosa el 29 de Junio de 2011!

Ruta Sadernes-StAniol-Salt del Brull

En Junio de 2009, realizamos una ruta de 4 horas de duración como alternativa a la escalada de Jordi y Carlos en Sadernes: visita a St. Aniol y El Salt del Brull.
Itinerario clásico y sin dificultad que figura en la mayoría de guías de la Alta Garrotxa, combina la caminata por una amplia pista forestal con corriols de montaña que nos llevarán hasta nuestro destino y a lo que sería el final del barranco de St.Aniol, uno de los más espectaculares de la zona y ampliamente transitado por su baja dificultad técnica y particularmente la belleza de su último tramo rapelable, el Salt del Brull.
(Os adjunto el link de nuestros compis expertos barranquistas: http://barrankos.blogspot.com/2008/04/gorgues-de-sant-aniol.html )
Especialmente indicada en verano por la cantidad de pozas en las que bañarse (Pero no demasiado buena si queremos realizar alguno de los barrancos de la zona, porque estarán secos), la ruta comienza en el camping de Sadernes. Hay que tener precaución con el tema del aparcamiento de los coches pues existen 4 aparcamientos que ya están llenos a las 9h, sobre todo en los días festivos y verano. Si no, puedes dejar el coche fuera pero la caminata se alarga entre 10 y 40 minutos dependiendo del parking donde dejes el coche.
Nosotros hicimos la misma ruta tanto para el paseillo del sábado como para la aproximación al Barranco de Les Canals que hicimos el dia siguiente y comenzamos desde el camping siguiendo la amplia pista forestal sin desnivel que avanza entre campos y la riera pasando al lado de las paredes de escalada donde Jordi y Carlos nos dejan.
En el Pont d’en Valentí, la ruta se bifurca y podremos avanzar tanto por el corriol bastante cubierto por vegetación pero sin desnivel de la izquierda del puente como por la pista forestal de la derecha (Ambos caminos acaban en el mismo lugar). Cruzaremos repetidas veces el rio e incluso tendremos que mojarnos los pies en varias ocasiones. A los 45′ aprox. habremos llegado a la pequeña presa de Gomarell donde la pista forestal se convierte en un estrecho sendero y bastante pedregoso que bordea la ribera encajonada entre altas paredes y desde donde el baño se convierte en el pensamiento único de cualquier visitante. (Para nosotras demasiado frio 😛 )
En unos 10 minutos desde la presa, se cruza un pequeño puente de madera que supera un paso de roca lisa (donde antes sólo habia una cuerda) y el camino comienza a alternar la tierra con la roca lisa de la riera, a la izquierda del rio y que nos llevará a una pasarela de madera en un engorjart, pasando al otro lado del rio. Pasados unas decenos de metros llegaremos a una zona con un importante cruce de caminos: el de la derecha se desviará hacia Beget mientras que nosotras continuaremos por el de la izquierda que comienza a empinarse notablemente.
No caminamos mucho más cuando, entre las sombras, aparece la Ermita de Sant Aniol con la única fuente de toda la excursión. Decidimos pues acercarnos a ver el Salt del Brull: a la izquierda de la ermita, cruzando una precaria pasarela de madera, continuamos nuestro camino siguiendo el cauce del rio y llegamos a un pequeño salto llamado el Gorg Fosc, donde nos hicimos un par de fotos después de una bajada del camino bastante resbaladiza. El tramo de este camino requiere bastante atención pues hay que caminar por encima de las piedras de la riera atravesando el cañon de la misma y esquivando las pozas y corriente de agua.
El final de nuestra excursión antes del retorno por el mismo camino será El Salt del Brull que desgraciadamente no pudimos ver porque las lluvias habían acaudalado el rio y teníamos que entrar dentro del agua para poder continuar. (Nos quedamos a sólo un recodo de la cascada y nos dió una rabia inmensa, por lo que tendremos que acercarnos a hacer el barranco y vivirlo 😛 )
MAPA DE LA RUTA

Canales en Cambredasse: Vermicelle

Después de una larga etapa esperando la nieve idónea para subir a Francia para coger bien las canales, el 9 y 10 de Abril subimos hasta Estavar, un pueblecillo a pocos kilómetros de Font-Romeu y Llívia donde habíamos alquilado 2 mobile-homes en el camping Les Jardins d’Estavar. Desde aquí partimos el sábado a las 5h para comenzar la ascensión hasta el pie de la Vermicelle, un corredor clásico de 270m calificado como PD, asequible para todo montañero con un par de crampones y algo de experiencia en progresión invernal en el famoso circo de Cambredasse.
El día comienza con muy buen tiempo, quizá demasiado: 2º a las 5 de la mañana no nos dejan indiferente porque sabemos que a principios de Abril la nieve ya está muy blanda y hay que darse prisa y tener cuidado con donde ponemos los pies.

Subiendo por las pistas de esquí de Eyne, la aproximación de unos 800m de desnivel resulta evidente: sólo hay que levantar la vista para visualizar el imponente circo. Marcado un camino con señales blancas y naranjas, ascendemos por el bosque hasta llegar a un altiplano de grandes rocas (La descomposición del circo) donde progresamos con cuidado para no hundirnos entre ellas. La nieve está mejor de lo que esperábamos y aún con un viento considerable, conseguimos llegar a la base de la canal con relativa facilidad. El ascenso resulta rápido: siendo un corredor de 45º, quitando el tramo de salida, se puede progresar sin aseguramiento. Puesto que entre nosotros hay personas menos expertas, decidimos progresar en ensamble.

La subida no presenta ninguna dificultad: la nieve está en perfectas condiciones aguantada por la sombra perpetua de este estrecho corredor en cara norte y hay suficiente manto para no ver ningún resalte de roca. Los puntos de aseguramiento también parecen claros. ¿La mejor anécdota? ¡El sistema de escalada y anclaje en artificial que tuvo que montar Carlos para poder sacar 2 friends que Jordi había puesto y que no salían ni por asomo!
La salida del corredor si bien se empina hasta los 55º-60º no presenta la característica cornisa que se suele formar en este circo y que eleva el nivel de dificultad de las canales adyacentes Gigoló, Eclair… La llegada al final la hacemos con un solano de impresión y ya pensamos que la bajada será puro suplicio. Afortunadamente aún aguantó la huella dejada por todos los esquiadores y montañeros que habíamos subido a la zona.
Si preguntamos a Carlos, Jordi, Luís o David por el mejor momento del día, sin duda nos relatarán la bajada por la canal central (30º -40º), piolet en mano y con el trasero en tierra, deslizándose canal abajo a 30kms/h. La alternativa a esta rápida bajada es la carena que une la zona oriental del circo con las pistas de esquí.
Y para poner la guinda al finde mientras los demás disfrutamos de una bonita excursión por Las Gorgas de la Carança (ver descripción en DEANDAR) , Luis y Carlos deciden volver al circo al día siguiente para realizar la Gigoló, misma aproximación y parecida pendiente si no llega a ser por la dichosa salida de la cornisa. Pero ésa es otra historia 🙂

Caminando por Espadán: Sueras – Castillo de Mauz – Organos de Benitandus

Día espléndido, fresquito pero sin viento y con muchas horas por delante para caminar en una ruta sencilla, para todos los públicos con una forma física mínima. En total 15 kms y 750m de desnivel de una ruta circular por la cara norte de nuestra querida Sierra de Espadán

Comenzamos nuestra ruta en el gran parking del pequeño pueblecito de Sueras no sin antes haber tomado un café en el bar de la misma plaza. La ruta comienza en la parte alta del pueblo por lo que cruzamos el mismo para coger una pista forestal que tomaremos a izquierda hasta la primera señalización, a unos 200m de la salida de las casas. A partir de aquí, seguimos las indicaciones que nos llevarán a las ruinas del Castillo árabe de Mauz, en una subida ligera y zigzagueante por la colina donde se sitúa.
Después de una pequeña charla con algunos corredores y de intentar acceder a la torre del Homenaje que habíamos leido en otras reseñas que se podía acceder (nosotros no llegamos a ver la forma de entrar a pesar de la pequeña escalada de Carlos por las ruinas del castillo) retrocedimos hasta llegar al collado donde se indica la continuación del camino hasta la Fuente de Castro. El camino bordea la colina por cara sur para llegar a esta zona recreativa donde paramos a almorzar. Aquí encontramos una gran fuente, mesas y hasta algún cartel antiguo de fiestas privadas. atención: en dias calurosos, esta parada es casi obligatoria. El área está montada en la zona umbría del barranco de Castro.

Remontando el barranco por el camino que sale detrás de la fuente, seguiremos por la ruta de las fuentes (nosotros no nos desviamos a ver las fuentes de Teula, Avellaner y Cantal) para coger el GR-36 que nos llevó al Mas de la Campana.

Desde aquí, el camino se convierte en corriol ascendente para llegar hasta el collado del Casalet donde nos desviamos del GR que bajaba hacia Alcudia de Veo, y tomamos el corriol que continúa recto. Pasaremos por las ruinas de un antiguo horno de cal y, desde aquí, ya entre los famosos alcornoques de Espadán que aún no se habían dejado ver, volvemos a ascender para llegar al Alto de los Órganos, con unas inmejorables vistas a los dos valles: a norte el del Castillo de Mauz y Sueras; a sur Alcudia de Veo y el pantano de Benitandús.

Desde el Alto retrocedimos unos metros para coger el estrecho sendero de bajada hasta los Organos de Benitandús. Desde los Organos la senda continua bajando en zigzag y llegamos a un desvío que tomamos por la izquierda para volver a Sueras. La senda atraviesa una zona de espesa vegetación hasta que salimos a una pista forestal que nos llevaba directamente al parking donde habíamos dejado el coche.

Una magnifica ruta de medio día para visitar las maravillosas vistas de la cara norte de Espadán.