Reserva de Fauna de Orlu – Refugio Eybes – Lago Naguille (Francia)

Teníamos un día para programar una ruta de un par de días que nos permitiera estar tranquilos para celebrar mi cumple. Así que dijimos, ¿Por qué no visitar alguna zona “no famosa” del Pirineo? Total, que buscando una zona no muy lejana de Barcelona acabamos mirando el hueco que queda entre el Carlit y Andorra, ya perteneciente al Ariège pero sin adentrarse en la zona más occidental. Viendo el mapa vimos que se encuentra el “Parque Nacional de Fauna de Orlu” y para allá que nos fuimos sábado no demasiado temprano con una ruta que habíamos sacado de Wikiloc. ¡Y acertamos de pleno! Bosque pirenaico, lagos, pedreras, collados con vistas impresionantes y hasta un bosque tropical en 25kms de ruta y 1550m de desnivel acumulado. Una ruta para disfrutar de la naturaleza del Pirineo sin morir en el intento.

Comenzamos a caminar a las 12 del mediodía partiendo de las Forges de Orlu, un área de pic-nic y parking gratuito desde la que comienza la mayoría de rutas al Parque. Tomamos la carretera hasta el inicio de una empresa privada de aventura y aquí cogimos el PR marcado en los pinos para subir hasta la pista que habíamos dejado a la otra orilla del rio Ariegè (también se puede caminar por la pista)continuando hasta llegar al inicio del valle. El desnivel es suave y lo hacemos casi paseando entre familias con niños pequeñitos. Llegado cierto punto, cuando hemos hecho casi 500m de desnivel, debemos cruzar el rio siguiendo las marcas de GR y es donde comienza la verdadera ascensión hasta el refugio d’Eybes, a orillas del lago con el mismo nombre. Nosotros plantamos tienda en 4’5h de camino justo al lado del refugio. Hay que decir que si bien la pernoctación no es cara, los víveres Sí! (3€ por una lata de Coca-Cola!)

Así que dormimos en la tienda con una tranquilidad absoluta hasta que, sin madrugar demasiado, salimos el domingo, donde pasaremos al valle paralelo para disfrutar de las magnícas vistas de los mini lagos pirenaicos.

Salimos a las 9h y justo pasando el lago, nos encontramos con lo que será la parte más dura del trekking: la subida al Collado d’Eybes, 400m de desnivel nada más comenzar la jornada, en apenas 500m de distancia. El pequeño sendero está muy bien indicado con marcas amarillas y rojas (El GR lo hemos dejado a la izquierda antes de comenzar la ascensión, camino de los lagos de Bulloses y el Carlit) y las vistas desde este collado merecen la pena, con el sol matinal de cara.

Desde el collado, ya sólo nos queda descender los 1400m de desnivel que llevábamos acumulados: los primeros 500m hasta el Lago de Naguille, un embalse con la 2ª presa más alta de Europa que bordearemos siguiendo siempre las marcas de camino. Llegados a la presa, el descenso por el estrecho se convierte en un paseo tropical: cientos de helechos y miles de plantas de agua cálida, con fuerte humedad y temperatura alta que nos hacen sudar incluso de bajada los 900m que nos quedan hasta el coche. Si bien es una bajada considerable, no se hace nada pesada pues el camino zigzagueante está perfectamente pensado para las caminatas.

Después de 6h de camino, llegamos al coche con ganas de más, esperando que llegue el siguiente finde para encontrar nuevos espacios como este desconocido parque.

Puedes ver el mapa de esta ruta aquí: http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=1895029